Por circunstancias imprevistas he acabado visitando la casa y museo de Junípero Serra en Petra (Mallorca). Una mañana charlando con un fraile franciscano y una historiadora especializada en las misiones californianas. Increíble que este lugar atraiga cada semana a gente de todas partes del mundo, eso sí, de forma minoritaria y casi siempre extranjeros. Hace unos días un grupo de la Universidad de California en Berkeley.