– Recuerdo lo que decía mi tía abuela Fanny. Yo teniá sólo dieciséis años enteonces y pensé que sus palabras eran muy tontas.
– ¿Sí?
– Acostumbraba a decir: “La gente joven cree que los viejos son tontos, pero los viejos saben que los jóvenes lo son”.

Leído en “Muerte en la vicaría” de Agatha Christie.