Terminado de leer este pedazo de libro. Un libro que explica con qué objetivo surgió la religión, centrádose sobretodo en los monoteismos, y qué función cumplen hoy en el panorama internacional.

Leyendo este libro he entendido más lo que pasa ahí fuera de lo que aprendería escuchando muchas tertulias de radio, orientadas muy bien a no se sabe qué.

Sinceramente, no esperaba que esa fuera la conclusión, pero recién terminado y con los atentados de Manchester todavía en la retina, una se explica muchas cosas.

La religión ya no se encuentra sólo en los templos, sino en las maneras de configurar el mundo, en la relación que mantenemos con él.

Me quedo con el llamado final, de lo más interesante. Tenemos que volver a ser filósofos. Tenemos que volver a pensar.

Gracias a Las Indias por la recomendación ;D