Y algunos edificios empiezan a dar un poquito de miedo… en plan Cazafantasmas.