“El hombre que irrumpe en una habitación por haberse apoyado en una puerta en malas condiciones puede obtener una injustificada reputación de violento. Al mal estado de la puerta también le corresponde su tanto de culpa”.

Cita extraída del libro “La sociedad opulenta” de John Kenneth Galbraith.