El otro día eché de menos a Tony Soprano. No sé por qué, pero se lo conté a mi madre, Juan hizo un viaje a Italia, me acordé de los cannolis y de que me quedé sin probarlos en ‘little Italy’ de San Francisco. Mi madre me dijo de hacerlos y ayer nos pusimos a ello. 

Y resulta que haciéndolos nos enteramos de que era un postre carnavalesco ? y justo ayer salieron en Los Simpsons. 

Una sucesión de mágicas coincidencias que me llevó ayer a hacer y probar mis primeros cannolis caseros. Y la verdad que están muy buenos. Trabajosos pero recomendables. Ahora toca ir a Sicilia a probar los auténticos ?