Musical ?

Sí, tenemos en mente montar un grupo algún día. Por ello, estos días estoy estrenando mi nuevo instrumento musical. 

Se trata de algo pequeñito, pero no tanto como la armónica (que ya tenemos) sino de un instrumento de cuerda. Ya hacía tiempo que le había echado el ojo y es que, igual que el piano me ayuda a pensar distinto y a sacar la historia y la miga a muchas ideas indefinidas que tengo en mente, es un instrumento exigente. Es quizá le jefe de la orquesta y… no es portátil, no se puede tocar en el sofá o salir de viaje. 

Por eso me he hecho con un ukelele. Me encanta, no sólo su ridículo tamaño sino como suena, y sobretodo que tiene 4 cuerdas lo que lo hace más asequible que una guitarra. 

Bueno, pues no prometo nada porque ya lo hice con el piano y está pendiente, pero en cuanto consiga afinarlo empezaré a rasgar cuerdas y a versionear canciones. Igual me véis sentada en el quicio de la ventana junto a la escalera de incendios… cantándole a los vecinos. Nueva terapia creativa? Ya se verá.