Esta tarde veía este fantástico post de los indianos reseñando este vídeo de Simon Sinnek. La verdad que pese a que es duro porque veo muchas de esas estrategia de crianza a mi alrededor y basta con encender la tele para verlas de las maneras mas bochornosas… lo cierto es que tener una conversación con alguien, hablar de verdad, es cada vez más difícil ¿te has dado cuenta?

Primero, es difícil salir de nuesro patrones mentales definidos. Segundo, escuchar atentamente es difícil, cuesta trabajo, sobretodo después de un rato. Tercero, mantener la concentración en ir desarrollando poco a poco ideas tampoco es fácil. Y sobretodo, conversar significa tener que ceder en algún momento y reconocer que no tenías tanta razón o añadir cositas nuevas que te va aportando el otro.

Por eso me ha gustado este vídeo, porque pone de manifiesto la escasez de relaciones enriquecedoras, de verdad, nacidas de una conversación tranquila. Estamos tan entretenidos con las relaciones de consumo rápido que promueven las redes sociales, la cultura que nos rodea y los medios de comunicación, que la conversación en sí misma va escaseando.

Por eso me gusta tanto la iniciativa de las consultas de RRPP, porque son una oportunidad para abrir una conversación con nuestros clientes, tener una relación de más calidad, hablar de lo que verdaderamente nos gusta, de cómo aplicar la innovación relacional en sus negocios y cómo ser capaz de crecer organicamente desde aquello en lo que son buenos. Además, mostrarles nuevas formas de relacionarse con sus clientes más allá de las soluciones automáticas (tener un perfil en x red social, etc.) , hacer una comunicación mucho más auténtica y adaptada al tipo de empresas que queremos ser. Un reto apasionante que seguro nos llevará a buenas conversaciones.