El Black Friday le viene muy bien al usuario particular para poder comprar artículos a precio reducido. Pero no olvidemos quién más está haciendo negocio con el Black Friday, las intermediarias como Amazon que aprovechan para captar a las pymes y presentarles a su algoritmo recomendador. Si te presentan a su algoritmo en noviembre, puede que este algoritmo trabaje para ti en diciembre, en plena época navideña.

Por tanto, la oferta a un cliente final le lleva a captar a su cliente profesional. Muy buen negocio, para Amazon.

Como dice Ana Piñol, Account Manager de Logística :
“Esta jornada les ayuda a posicionarse a corto y medio plazo en la plataforma”. Y explica: “Las ventas y la popularidad que se alcanzan ese día incrementan su relevancia de cara al algoritmo que determina el orden de los resultados de las búsquedas”. “A las 24 horas siguientes, el algoritmo te empieza a recomendar. Y lo hace además en un periodo idóneo, en plena campaña de Navidad”.