Recuperar el hábito de escribir en el blog quizá ha sido uno de los retos de finales de 2015 y principios de 2016. Como ya he comentado en otro post mi bloqueo a la hora de escribir lo he podido subsanar con algunas técnicas que me están ayudando a canalizar mis pensamientos, mi forma de entender la comunicación. Lo que pasa que ahora que escribo habitualmente me encuentro con otro tipo de problemas y es por ejemplo, la incapacidad que tengo de seguir lo que serían las pautas de un buen blogger. Esto es:

Periodicidad

Estoy intentando publicar los martes pero por ejemplo la semana pasada publiqué también el domingo y hoy mismo publico miércoles. Como dicen los manuales de buen blogger, hay que publicar siempre el mismo día a la misma hora para que tu audiencia te esté esperando, para crear un hábito. Y a mi me está costando.

Temática

No escribo solo de un tema sino que escribo de muchas cosas. No escribo sólo para que me lea alguien que pueda contratarme, de hecho he publicado muy pocos post con ese enfoque, sino que también publico muchos post sobre mi propio proceso de emprendizaje que podrían interesar a gente que está trabajando para sí mismo, pero también para fans de series, libros, películas. Esto también va en contra de los manuales del buen blogger porque quizá lo mejor es tener un blog de una sola temática, especializado en algo para llegar a una audiencia específica, para posicionarte como “experto en tal cosa“.

post

Personal vs. Profesional

Tendencia a mezclar lo personal y lo profesional. En este blog hablo no solamente de las cosas que hago sino también de las cosas que pienso y de las cosas que me pasan, claro de las cosas que me pasan a mi, Laura. Además, ahora últimamente Juan está colaborando puntualmente y aportando sus reflexiones también.

He leído muchos blogs sobre marketing y comunicación en los que sólo hablan de esos temas. Sin embargo, no me siento cómoda corporativizándome así, es decir, es que primero de todo yo no soy una corporación, soy una persona. Lo que quiero es que cualquiera que se asome a mi blog pueda aprender de temas de comunicación y que también me conozca a mi porque, al final, si decide contratarme o contactar conmigo, cuando levante el teléfono o me mande un email, ese email me va a llegar a mi. Entonces, de alguna manera tengo que contarme yo para contar lo que es Reding.

Calendario editorial

Esto quizá es lo que más me cuesta. Hacer una previsión de lo que publicaré en el blog. Me gusta publicar en el blog sobre cosas que pienso en el momento, sobre las reflexiones que pasan por mi cabeza en esa semana, actua de forma más orgánica. Tener predefinidos unos temas y tener que escribir para ellos se me antoja, ahora mismo, un trabajo muy artificial que me cuesta mucho hacer. Lo he pensado muchas veces e incluso he hecho varios intentos de calendario editorial pero me cuesta. Quizá soy  más capaz de hacer una previsión de contenidos para otro, pero para mí me resulta difícil.

El otro día comentando en el blog de Voy Linux me acababa planteando que al final, tal y como yo entiendo mi blog en este momento, el que se asoma a nuestros blogs, se asoma a nuestro mundo que se compone de muchas cosas, no solo de post sobre informática y sobre comunicación. No sé si es el mejor enfoque pero este ahora mismo es el mio.

Forzar una especialización en un tema cuando mis ideas sobre lo que es Reding están tan en desarrollo me parece ahora mismo un poco falso.