Bueno pues casi sin darnos cuenta hemos empezado el 2016. Ya estamos en la tercera semana y la verdad que ha tenido un comienzo de lo más frenético. Nuevos proyectos, clientes, colaboraciones, ideas por hacer.

En fin, llevo trabajando en un planning para 2016 prácticamente desde noviembre, intentando establecer unas líneas de trabajo, prioridades y un poco las cosas que quiero conseguir cuando este año acabe. Siempre me gusta asociar las cosas que hago con conceptos que me resulten atractivos y en cuanto a este planning personal de trabajo el otro día, animada por Juan vi la película de Los Goonies.
goonies

Vale si, no la había visto, había escuchado hablar de ella, sabía que iba de un grupo de amigos y de todo el tema este de los clanes de los institutos y tal pero nunca la había visto y la verdad tengo que decir que me encantó.

Me encantó porque me recordó a cuando yo era pequeña y salíamos a jugar a la calle y a correr aventuras aunque todo quedase en el barrio. Me quedé alucinada porque la especulación urbanística ya hacía estragos en el barrio de Los Goonies.

Pero sobretodo, lo que más me gustó fue el mapa que al final es en torno a lo que gira la película y que me recordó a muchas pelis de Indiana Jones. Un mapa que supuestamente encuentran los niños y que les lleva a un tesoro escondido por un pirata. Para llegar a él tienen que correr mil aventuras, les pasan mil cosas, tienen que tomar decisiones muy importantes. De hecho, hay un punto en el que la película parece que va a terminar porque les entra el pánico por la incertidumbre de qué les pasará, pero deciden seguir adelante.

mapa_goonies

Al día siguiente de verla pensé que quizá mi 2016 iba a ser un poco así. Como que al final va a haber una recompensa pero va a ser un año duro de trabajo, donde voy a tener que tomar importantes decisiones y arriesgar, pero que si lo hago bien, tengo las bases para dar con un tesoro. Quizá no tanto como el de Willy El Tuerto pero sí que mucha recompensa personal. Espero no encontrarme con muchas calaveras y que ninguna piedra caiga sobre mi cabeza.

Así que nada, vamos a por este año. Intentaré mantener la frecuencia en mi blog, intentando publicar los martes y algún día más, posiblemente jueves o viernes. Además, también tengo muchos proyectos a nivel de contenidos propios que quiero generar y que bueno, ya iré desvelando poco a poco.