flor_esguevaPensar en comprar un producto hasta que ves el anuncio en televisión, radio o internet.

Lo que intenta la publicidad es que el cliente se identifique con el anuncio y tienda a comprarlo, pero puede salir todo al revés: que no te identifiques, que veas que el anuncio está mal hecho técnicamente, que no te aporte las ideas que tu esperas o que simplemente veas que no tiene sentido.

Me ha pasado con el anuncio de Flor de Esgueva. Pensaba comprar un producto así pero, como consumidor, no me gusta su enfoque exagerado. Comento algunos aspectos:
 

  • El queso no se hace artesanalmente por un maestro quesero que seduce individualmente a una bola de queso
  • No existen cuchillos preferidos para el queso. El único cuchillo preferido era el de Jack El Destripador
  • No voy esperando un acontecimiento mundial  dentro de mi hogar, en el que los niños duerman, haya silencio en la calle y una puesta de sol magnífica propia de escenarios de Peter Jackson para degustar un jodido queso
  • Nunca me sale el corte como en el anuncio, ni tampoco la pirámide de Isabel Presley
  • Hasta hoy, ningún queso, manera de prepararlo o anuncio celestial me incita a celebrar ninguna fiesta para mostrar mi queso

Ya me pasaba esto con los anuncios de los juguetes cuando era pequeño, tema que abordaremos en otro post.