Este finde paseando por Benidorm tanto en la playa de Poniente como en la de Levante nos encontramos a varios grupos de jubilados auto-organizados cantando en la arena un buen repertorio de canciones. Qué bien se lo pasan y qué felices son en Benidorm. Da gustico verlos. Los jóvenes nos acercábamos y pensamos, de mayor queremos ser así de felices.

Resulta que, como todo, esta coral espontánea tiene una historia:

La única coral de España que se reúne, desde hace ya más una década, para cantar al aire libre y frente al mar.

La coral arrancó a iniciativa de un matrimonio de Pamplona formado por Juan María Salamanca y Regina Vicente. Animados por amigos con quienes pasaban vacaciones en Benidorm y acostumbrados a cantar en su tierra natal (tienen un cuarto de siglo a sus espaldas en agrupaciones corales profesionales), se lanzaron a la arena de Poniente para disfrutar de sus canciones favoritas.

El primer día, según recordaba este fin de semana Juan Mari, «fue mal, con apenas cantantes». Con el tiempo eso fue cambiando y ahora hay mañanas en las que se puede contar hasta medio millar de personas coreando temas clásicos de la canción española como «Yo vendo unos ojos negros» o «La Bella Lola» en chanclas y bañador.

Leyendo por internet he visto que han intentado echarlos de la Playa porque dicen que molestan.

La próxima vez cantaremos unas estrofas con ellos en modo subversivo.