Ayer leía esto:

Ahora bien, una vez que las plataformas Web 1.0 y 2.0 le han dado voz a todo el mundo, el problema ha dejado de ser el acceso al espacio de la comunicación pública y se ha convertido en la cuestión de la visibilidad. Es muy fácil abrir cuentas en las redes sociales, pero es cada vez más difícil hacerse escuchar entre tanto griterío. Por eso son importantes los prescriptores y, de manera más global, los estrategas de la comunicación digital.

Me ha parecido una reflexión interesante. Estar en Internet ya no resulta algo inaccesible, pese a que muchas pymes se sigan resistiendo a este entorno. Lo difícil ahora es estar bien, de acuerdo a una estrategia coherente y con unos objetivos claros. Eso ya es otro cantar.

En Reding trabajamos precisamente ayudando a pymes y microempresas no solo a desarrollar una buena estrategia de comunicación, sino a hacerlo dentro del nuevo paradigma que todavía se está definiendo. Y eso, va mucho más allá del acceso.