true_detectiveAcabo de terminar de ver la primera temporada de True Detective y el otro día leyendo sobre la serie me enteraba de que Mathew Maconnery fue capaz de escribir 450 páginas sobre su personaje. Necesitaba que fuera creíble su profundidad, su manera de ver la vida, sus giros argumentales, su pasado y su actitud en el presente. Eso es lo que hace que un personaje tan profundo como este y con tantas capas, sea creíble, puedas entenderle y sobretodo, no te dé la risa.

Todo lo contrario al personaje de… por ejemplo… Steve Jobs en la peli Jobs, que por desgracia, ví estos días. El personaje, lejos de parecer coherente, serio y, lo peor, interesante, pasaba inadvertido a mi parecer siendo bastante chorra su interpretación. Todo ello sumado a que es una peli que no va sobre Jobs ni sobre Apple, sino sobre las juntas de accionistas y sus intereses.. que claro, es un tema apasionante. Vamos, que aguanté como una santa hasta el último segundo para ver si en algún momento la peli veía la luz. Pero no.

Así que, parece importante dotar de contexto, coherencia y credibilidad a la historia que queremos contar. En las pelis y series son personajes pero en nuestras empresas son nuestros proyectos. No digo que haya que escribir 450 páginas para explicarle a un cliente lo que queremos hacer, pero sí dotarlo de sentido y coherencia para él.