Ideas como “pensar a lo grande” o la multitarea son pequeñas cosas que se me han ido desmintiendo con el paso del tiempo. Cuando las superas poco a poco, entrevées otra forma de hacer las cosas, mejor y más saludables.. pero cuesta. Primero hay que entenderlo de verdad y luego practicarlo 🙂

“Si piensas demasiado tiempo a lo grande, todo lo demás te sabrá a poco, cualquier acción diaria te parecerá prosaica, deslucida, indigna de tus sueños. Por eso, olvídate de la grandeza, de ser el número uno, de construir un castillo en el aire. Deja a tus sueños ahí, en el firmamento, donde deben estar, y seguidamente céntrate en algo reducido, quizá insignificante; y hazlo tan ridículamente bien que los ángeles del cielo lloren de emoción.

Pero no hay ángeles, nadie te mira, solo tú te miras, estás solo, con tu pequeño esfuerzo, con tu pequeña vida, con tus pequeños afanes, con tus sueños remotos, con la muesca que puedes hacer hoy en el universo.”

Homo Minimus

​Logra una comunicación profesional para tu negocio desde YA