Hay una clara disonancia en la forma de concebir un blog. Para mi el blog está suponiendo una herramienta reveladora (y eso que tampoco llevo mucho tiempo) porque me está ayudando a pensarme, a aprender, a relacionarme (poquito todavía) con otros, a fijar mis ideas, a reflexionar sobre mi forma de entender desde una empresa hasta la propia idea de la comunicación, y un largo etcétera.

Sin embargo, cuando veo el concepto que tienen de blog mis clientes u otras empresas aprecio un claro conflicto de pareceres porque lo suelen concebir como un simple canal de noticias corporativas o de “autobombo”. No tengo nada en contra de los canales de noticias para la empresa, creo que tienen su utilidad, y creo que es otra forma de contarse (eso sí, mucho más limitada) pero lo que está claro es que no generan el mismo resultado.

Como quiero que mi blog sea también un centro de recursos didácticos para mis clientes (porque yo lo valgo :D), se me ha ocurrido hacer una tablita donde comprar las características de un concepto de blog y otro.

Allá vamos:

Blog como canal de noticias Blog para pensarse
Objetivo fundamental Crear marca, dar difusión y hacer corporativismo Saber tu mismo qué piensas y generar conocimiento. De paso, hacer MARCA
Concepción del paradigma comunicativo Desde el paradigma de la asimetría donde la empresa se cuenta a un público masivo sin esperar un retorno claro Desde el paradigma de la simetría donde se aplanan las jerarquías y no hay barreras comunicativas
Habla como… Corporación / Empresa Par / Persona
Enfoque de lo que cuenta Mantener informado a quien lee el blog. Contar las cosas cuando ya han ocurrido o suponen hitos inminentes Reflexiones, investigaciones, deducciones. Ejercicio de transparencia
Habilidades que requiere Periodísticas Conversacionales
Con quién te conectas Con personas interesadas en la actualidad de tu empresa Con personas que están interesadas en lo mismo que tú, que investigan y piensan sobre las mismas cosas

ojo! un canal de noticias puede ser el resultado de haberse pensado previamente, lo que posiblemente dará lugar a acciones y, por tanto, noticias más interesantes.

Está claro que ambos blogs muestran lo que te interesa, con quién te relacionas y por qué; pero (y ahora es cuando viene la metáfora) uno lo hace  como un nodo aislado que no espera conectarse con otros, sino simplemente mantener informado, y otro lo hace como parte de algo más grande, donde tu blog es un nodo más de una red que forma parte de otras redes.

Yo creo que hay una idea de Juan Urrutia que resume claramente la sensación que tienes cuando tienes un blog donde te cuentas, compartes tus contextos y generas conocimiento y es que genera:

una huella global (…) sin la cual me siento “extrañadamente solo”

y añadiría yo, y desconectada del mundo.

Y la gran pregunta que te pueden hacer es ¡¿Pero para qué necesito yo un blog para pensarme?! Está claro que debe existir previamente una actitud, una voluntad de querer conectarse con otros, de no ser hacer un discurso corporativista sino de querer reflexionar en voz alta, no entender la comunicación como “gestionar el facebook” sino como una herramienta que puede transformar la empresa; pero sobretodo todo, es útil si quierer que tu empresa empiece a pensar desde el nuevo paradigma marcado por internet, la horizontalidad de la comunicación, las redes p2p, la innovación constante, etc. También creo que será más fácil hacerse un blog de este tipo en empresas pequeñas o al menos, más flexibles.

Bueno, pues ya tengo un post para pasarle a mis clientes cuando quiera que se hagan un blog. Espero ir mejorándolo 😉