Este finde hemos vuelto todas a Granada en peregrinación. Y esta vez, nada de buscar a Los Planetas :D; sólo trineos, tapas y selfies. Espectacular la experiencia nocturna de los baños árabes y eso de “bañarse en la historia”. Vamos, para cerrar los ojos y volver allí una y otra vez.

¡Qué bien lo pasamos!