Como emprendedora reflexiva que soy, hay días, semanas o temporadas que me las pego leyendo porque necesito aprender a conceptualizar algo, dotar de contexto a un proyecto, saber qué quiero decir cuando hablo de esto a un cliente, poder incluso definir nuevos servicios o directamente aumentar mi conocimiento crítico sobre algo en concreto.

Aunque, como véis, intento que toda mi investigación redunde en algo real, a veces una pregunta asesina acecha mi mente:

Cuando investigo ¿estoy trabajando?

La verdad, me considero afortunada por poder estar leyendo sobre teoría de redes o sobre características de un perfil creativo un jueves a las 16:30 o un lunes a las 9. Yo misma y sólo yo me organizo mis tareas y prioridades. Pero intentando responderme diré que, en realidad, ya lo he hecho. En la medida en que estas investigaciones y reflexiones me ayudan a ser mejor profesional, son perfectamente útiles y necesarias en mi vida cotidiana. Se podría decir que estas tareas son ¡mi pequeño laboratorio de I+D+i!

Tengo medianamente delimitados los temas que me interesan, autores que seguir en mi lector de rss y congresos y eventos de los que estar pendiente, aunque crecen cada día y, con ello, la necesaria gestión y planificación.

Bueno, es una sensación que me ataca a veces quizá heredada de esa necesidad de tener que estar haciendo algo mecánico o con un rédito directo y a corto plazo debidas en parte a la cultura de la inmediatez y al peso de las dignas tareas asociadas al horario laboral.

Además, a base de leer y reflexionar gracias a este blog también me doy cuenta de que he aumentado mi capacidad de concentración y de escucharme más a mi misma, lo cual, no creía tan difícil. Creo que son habilidades que había perdido por falta de hábito y por esa culturilla de la multitarea que tambíen ha hecho mucho daño.

ah! y se produce una consecuencia directa que sí tengo super comprobada: cuando investigo y reflexiono escribo más en el blog, lo que me ayuda a pensarme más y mejor 🙂

¿os pasa esto? ¿tenéis a veces esta sensación?

Imagen: Iowa Law Library