bae623e5b14cbf7ff7a9c93a3962344d…no te pierdas la peli de La gran estafa americana. Eso sí, si te gusta la moda de los 70, porque la peli aburre. Amy Adams luce impecable cada uno de los modelitos, con esos escotes de vértigo que irradian elegancia en estado puro. Una clase magistral de estilo made in 70s.

Según Michael Wilkinson, el diseñador de vestuario de la peli, la ropa de los personajes forma parte de la estafa ya que “Se visten como la persona que aspiran ser”, y eso se aprecia en cada uno de los personajes.

Wilkinson dijo recientemente al New York Times:

“me encanta estudiar las elecciones que la gente hace cuando se viste y el mensaje que envía al mundo, tanto consciente como inconscientemente, me importan profundamente. Tengo una pasión y una fascinación por la manera en que las personas se proyectan”.

Y ahí está la gracia, en lo conscientes que somos de nuestras elecciones. Por eso me gustó la película (pese a que fue un rollo), porque muestra claramente la importancia de la apariencia que proyectamos más allá de una cuestión estética, sino como parte de una estrategia. En este caso, un instrumento para lograr la estafa.

Voy a revisarme el armario…