3507355684_e9137c297e_oLas fiestas de San Isidro de Yecla son una celebración popular en honor a San Isidro Labrador, conmemoran la llegada de la primavera y tienen lugar en el mes de mayo. A través de estas fiestas, Yecla recupera su tradición agrícola y cultura popular. Estos festejos tienen un importante arraigo en una ciudad que hasta mediados del siglo 20 estaba dedicada a la recolección y elaboración de vino y aceite.

Pese a su origen religioso, las fiestas aquí tienen mucho de popular y se han ido paganizando con el paso del tiempo. De hecho, pese a procesionar a los dos santos, san isidro y santa maría de la cabeza, la parte más famosa de las fiestas y la que más se ha vendido hacia afuera es la Cabalgata de Carrozas, un colorido desfile que con el paso de los años se ha convertido en el acto central de estas fiestas.

Lo artesano y el trabajo en comunidad

Estas carrozas son sencillamente espectaculares, ya que, además de ser de un tamaño considerable, están hechas al más puro estilo artesanal, pegando cucuruchos de papel de seda (que se hacen uno a uno) y dando forma a aspectos típicos de la fiesta, relacionados con la labranza, el campo, la gastronomía, etc. Además de lo artesano, otro aspecto destacada es que estas carrozas se hacen en peñas que vienen a ser agrupaciones de amigos y familiares que se juntan para trabajar en la carroza y hacer convivencia. Suelen tomar forma de asociación y se federan bajo la Federación de Fiestas de San Isidro. Es típico su ambiente de convivencia y ánimo comunitario: lo mismo organizan un almuerzo, que un día de campo, que se juntan por la noche a pegar papelicos y a hablar de las cosas de la fiesta. También es típico que cuando viene alguien “de fuera” se le sumerja en ese ambiente para que vea las carrozas, participe de las conversaciones, coma de lo típico.. una inmersión cultural en toda regla.

Es por este gran trabajo que requieren las carrozas que, pese a que las fiestas se celebran en mayo, son trabajo de todo el año, aunque depende de la carroza, unas son más laboriosas que otras. Con motivos de todo tipo.

san-isidro-yecla-L-7KkNpdEl Blog de San Isidro, el día a día de las fiestas… y algo más

Con este antecedente, en 2009, Reding puso en marcha el Blog de San Isidro, una iniciativa que trataba de contar las fiestas desde dentro, tratando de dar contexto a esta iniciativa, explicando su origen, dando voz a las peñas, contando su día a día, explicando sus tradiciones y trayéndolas al siglo 21, todo ello con un tono divertido y desenfadado. Pusimos el acento en lo auténtico, ya que, no sólo las carrozas lo son, sino tambíen la gente de aquí y su manera de ser.

El Blog de San Isidro surgió para contar esas historias que se cuentan a los que no conocen la fiesta porque la hacen diferente pero que luego no se ven en los folletos de la Oficina de turismo ni en las notas de prensa institucionales.

Además, hacer carrozas de San Isidro ha implicado siempre eso de “juntarse a trabajar” para luego celebrar, lo que ha generado un capital social muy interesante para las fiestas que quizá no se consigue en otros eventos o incluso en otros ámbitos de la vida yeclana. Esto es muy bueno en un municio industrial como Yecla donde la crisis ha hecho mella y donde no sólo el sector del mueble anda tocado, sino todos sus sectores derivados (transporte, montadores, carpinteros, auxiliares…). Cuesta imaginar que la riqueza de las fiestas pueda derivar en algo fuera de la fiesta pero… sería interesante encaminar las conversaciones hacia ello.

Como decía Manuel el otro día con el proyecto de reposicionamiento de Aruba, éste refleja…

“el impacto positivo que pueden generar relatos de futuro y la importancia de dinamizar conversaciones para generar riqueza”

Por qué tiene sentido que vuelva el Blog de San IsidroTREN

Porque, como decía Richard Florida en este artículo, los pilares de desarrollo de las ciudades no van a estar en sus servicios médicos o educativos ni en cualquier otra cosa que se pueda desintermediar, sino en aquello que realmente sepamos hacer de manera única y auténtica, aquello que surja de una comunidad real que se junta para celebrar en este caso, la llegada de la primavera a un municipio como Yecla.

Y esque esta es una vía de trabajo que me interesa mucho, la idea de explicar el sentido de determinadas tradiciones y por qué surgen en unos sitios y no en otros. Cuando criticamos la importanción a saco de celebraciones descontextualizadas tipo Halloween porque están de moda, porque Hollywood lo ha hecho muy bien o porque lo dice la MTV, me interesa por qué las asumimos tan rápido, no porque el hecho de que vengan de fuera sea malo, sino porque las asumimos sin más.

El 2014 podría ser el año en el que vuelve el Blog de San Isidro porque nos ayudaba a dar sentido a esta fiesta, a explicarla a través de su gente, a recuperar las tradiciones de manera sana y a hacernos atractivos. Porque lo tradicional no tiene por qué ser antiguo ni oler a rancio, puede estar a un golpe de click y trabajarse en red desde los propios ciudadanos.