Desde que asocié mi dominio de Reding a mi blog creando el tremendo nombre de innovacionrelacional.somosreding.com y quedándome más ancha que larga hay una cosa que me ronda la cabeza: debería utilizar el blog como herramienta para vender lo que hago o como herramienta para pensar sobre lo que hago. Claro, lo ideal es que valga para las dos, esto es, que reflexionar a través de él me ayude a vender lo que hago, ya no vender más o menos, sino vender lo que hago o mejor, hacer Reding atractivo. Parece fácil (o no) pero claro, reflexionar en público puede dejar a la vista en muchas ocasiones la precariedad de una emprendedora como yo, puntos débiles, pequeños fantasmillas…esas cosas que todos tenemos en una situación así.

Bueno, pues todo esto me ha venido a la mente cuando pensaba que debería definir más claramente el modelo de negocio de una empresa como Reding. Es decir, cómo construyo mi sueldo, cuáles son las diferentes fuentes de ingreso que puedo generar. Y claro, esto es jodido cuando todavía estás definiendo qué es lo que ofreces. Al final el objetivo es poder hacer lo que te gusta (o lo que te da la gana) al mismo tiempo que eres resiliente (y no dependes solo de uno o dos clientes). En mi caso puede haber varios frentes:

  • formación
  • asesoría
  • trabajos puramente de gestión
  • subcontratas
  • investigación
  • diseño de proyectos

Pero… ¿qué porcentajes quiero asignar a cada uno? ¿Cuál sería mi modelo ideal? ¿cuál ha sido el modelo de negocio del año pasado? ¿qué porcentaje de cada uno de ellos forma mi sueldo?

Y sobretodo, y recordando lo que leía el otro día sobre Manuel Castells, partiendo de cuáles son esas habilidades nucleares que Reding puede ofrecer. Castells decía:
“Las empresas red se concentran en sus habilidades nucleares y establecen redes, según sus necesidades cambiantes con subcontratistas y consultores”.

Pues eso, que aquí hay faena… Voy a estudiarlo bien y tratar de definir mi modelo ideal, luego ya veremos por donde salimos. A ver si esto de ponerme deberes en público surte algún efecto 😉