Villena 2Ayer fue el estreno de la Ruta Emprendedora Artesana en Villena, ¡y estamos muy contentas! Buenas instalaciones y mejores alumnas, todo a favor. Tuvimos el placer de conocer a 9 mujeres con muchas ideas y pasiones. Hay una cosa que nos gusta y es que desmontamos las ideas preconcebidas que las alumnas tienen del curso. Muchas de ellas vinieron con una idea de lo que era su pasión y se fueron con otra. De eso se trata, de averiguar aquello que nos apasiona, aquello que hacemos con pasión y sacarle todo el partido posible. No es fácil, pero tenemos 3 intensas sesiones por delante ¡qué ganas!

Como tocaba al ser la primera sesión, ayer sirvió para conocernos entre todas, empezar a reflexionar y a tramar. Ayer pudimos conocer brevemente vuestras pasiones y un poquito de vuestra historia. Desde cómo nuestras abuelas y madres han influido en la configuración de nuestras pasiones, mujeres que ya hacen disfrutar con su pasión a familiares y amigos, mujeres que incluso ya están ofreciendo sus productos y servicios a empresas en forma de colaboraciones, la continua exigencia y auto-crítica que caracteriza a las mujeres que han encontrado su pasión, anécdotas muy graciosas sobre lo mucho que puede hacer una mujer cuando se rompe un brazo, las carencias formativas o experienciales que se detectan y que son fuentes de colaboración con otras mujeres de la Ruta, mujeres que hacen que sus hijos coman lentejas sin darse cuenta como cual obra de magia porque “mamá, en tus platos nunca nada es lo que parece”, mujeres que son ingenieras pero a las que les encanta dar clases poco convencionales a los niños, mujeres que llevan a todos los miembros de su familiar a la última con sus complementos y creaciones, mujeres que son capaces de hacer atractivo a los niños obras como La Odisea, la mitología.. Vamos, un gustazo.

Además, les contamos una serie de historias de vida de emprendedoras, dentro y fuera del país, que también identificaron su pasión y se lanzaron a convertirla en su propio negocio. Una forma de contagiarse de buenas y realistas ideas.

En la última parte de la sesión les planteamos, mapa y post-it en mano, una dinámica de grupo con la que les hicimos ponerse en la piel de uno de los emprendedores que habíamos expuesto y experimentar cómo habría sido convertir esa pasión en negocio en un municipio como Villena. En definitiva, primeros pasos para empezar a bajar nuestras barreras y comenzar a imaginar el desarrollo de nuestra propia pasión.

Decíamos lo de las expectativas porque no buscamos mujeres que sepan hacer artesanía, entendedida esta como algo hecho con las manos. Buscamos mujeres que hagan algo con pasión, material o inmaterial, y sobretodo algo que les represente y que las haga únicas.

A las asistentes os recordamos que durante el día de hoy os haremos llegar un email con todo el material de la sesión de ayer.

¡Bienvenidas a todas!