blogAl hilo de lo que Ester comentaba (y por contribuir a esta interesantísima conversación), he leído hoy un post que tenía guardado ya varios días.

Tengo que decir que aunque lo he leído varias veces me resulta algo incoherente, ya que, pese a que el post termina alabando “la discusión inteligente“, el resto del post me parece que va por otros derroteros, defendiendo una idea que afecta no sólo a cómo utilizamos nuestro blog sino a la propia visión de la blogsfera.

Comienza diciendo así:
“Imagine que es usted un bloguero y que quiere aumentar su visibilidad en la red. Está usted compitiendo contra muchas otras personas (quizá incluso con este blog) cuyo objetivo es el mismo. Pero fíjese en que no compite con esos otros blogs por separado, sino que lo hace contra una red de blogs, ya que cada uno tiene enlaces a otros ‘blogs amigos'”

Me pregunto, el objetivo de blog puede ser la visibilidad pero en todo caso será “la visibilidad para …”. Y aquí creo que es clave la actitud con la que uno se enfrenta a un blog y a la tecnología en general. Si me enfrento a un post en blanco para competir con “el resto de la blogsfera o de la red de blogs que considero mi competencia”, sé que no dará el mismo resultado que si me enfrento a él para aprender o conversar sobre temas que me interesan… y por supuesto, personalmente me interesa más esto último, y seguro que me genera menos ansiedad y seré más feliz e incluso constante.

Según dice, “cuando llegamos a internet con nuestro blog (…) usted es un don nadie, o un mindundi, como prefiera. Cuando alguien busque en Google “blogs de la corriente x” su blog sale en la página 37 (o sea, no sale, ya se sabe que lo que no está en la primera página no existe). Qué decepción.”

Aquí es donde veo más claramente que esta visión de los blogs se asocia más a los parámetros (tan de moda ahora) de la marca personal y de los aspirantes a gurús, que respeto porque la diversidad es buena y el mercado libre, pero que creo que pervierten el uso de los blogs. Es como un ejercicio de egolatría que me parece perverso porque utilizan un medio para conversar pero muchos van a piñón fijo. Quizá se podría decir que buscan la adhesión y no la interacción.

Según el post, parece que lo importante en internet es, valga la redundancia, ser importante. Pero ser importante… ¿para qué? Es un ejemplo simple pero de que me sirve que pueda hablar con alguien de cualquier parte del mundo (gracias a la tecnología) si no tengo una buena propuesta que hacerles o debatirles.

Leyendo los comentarios en seguida he visto a un usuario que parecía pensar en estos términos. Esto me recuerda la idea que matizaba Ester:
“El problema de fondo es que el uso de internet se ha devaluado, debido a la descontextualización. Actualmente, los blogs se usan para posicionarse, como si se tratara de un servicio de red social centralizado más para el que hay que fabricar contenido. Es decir, no usan el blog ni construyen una conversación en la blogosfera: usan el índice de Google y, consecuentemente, escriben para el robot que lo indexa, no para las personas con las que quieren contactar. Incluso en el caso de que el blog no empezara así, poco a poco, las estadísticas, rankings y ‘tuiteos’ hacen que el foco se ponga en el “peso” de nuestra reputación y no en con quién hemos conseguido hablar y para qué.”

Creo que el uso en un sentido y en otro determina la intención que hay detrás, hacer marketing a saco y ganar visibilidad… o conversar y aprender en red con otros. Utilizar los blogs para conectarnos a través de nuestras conversaciones es mucho más apasionante que hacerlo a través de cálculos matemáticos o cálculos algorítmicos.

En definitiva, basar tus conversación en lo que Google considerará importante y no en aquello que realmente te interesa o te afecta no es una forma de generar escasez?