La experiencia de haber participado en el curso de verano Relaciones Públicas, web social y organizaciones ha sido muy gratificante y quiero escribir un breve post para compartir algunas de las ideas importantes que me llevo (y alguna que otra fotico).

Tras tres intensos días de charlas, debates, preguntas, respuestas, teorías y prácticas, me quedo con un muy buen sabor de boca primero por la coherencia que ha mostrado el curso centrándose en los verdaderos conceptos y conocimientos que salen a la luz con la llegada de la web social; segundo, los fantásticos alumnos y los inmejorables ponentes; y tercero, el enfoque positivo del curso en cuanto a los términos de nuevas oportunidades de empleo y autoempleo.

Mesa redonda con emprendedores de todo tipo

Mesa redonda con emprendedores de todo tipo

Como ideas clave me llevo sobretodo estas:

  • La importancia de mentalizarnos de que hay trabajo, pero ha cambiado tal y como lo conocíamos. Conceptos como la ética hacker del trabajo, las redes híbridas de profesionales, la auto-organización del trabajo implican un necesario cambio que lideran las personas con inquietudes y deseos de mejorar su entorno.
  • Los nuevos yacimientos de empleo aluden a conceptos como la pedagogía social, saber a comunicar, ser vigilantes de la coherencia, conceptos muy necesario en un mundo hiperconectado, enredado de tecnologías que pueden ser una buenísima herramienta o un arma que nos aisle y nos distraiga de su verdadera finalidad.
  • Las redes sociales son el último paso en una estrategia de comunicación digital, alejándonos de que hablar de redes sociales es hablar solo de Facebook o Twitter. Creo se ha debatido mucho sobre que la clave es saber para qué vamos a utilizar las herramientas. Previo a esa elección existe un apasionante mundo conceptual y estratégico que debemos saber reposar de forma sosegada, sin caer en la epilepsia digital tan habitual en estos tiempos.

Incluso, me gustó mucho el enfoque de la nota de prensa emitida sobre este curso, muy orientada a tomar el cambio actual en el que nos encontramos como una oportunidad para mejorar nuestro futuro y nuestra opciones.

La única pena no fue haber convocado a más agentes de desarrollo local. Tal y como decía mi compañera Isabel, el único fallo del curso fue la única presencia de un agente de desarrollo local. Seguiré contando..

Puedes ver más fotos en el evento de Facebook y en el hashtag de twitter #rrppdigital.

Alumn@s del curso en pleno debate